Pediatriando

Comparte Esto

¡Sí!, ese acto tan sencillo, es muy importante para protegernos de muchas enfermedades respiratorias, porque elimina los microbios de nuestras manos, evitando el contagio a quienes están a nuestro alrededor (hijos, acompañantes en el transporte, colegio y/o trabajo).

• Siempre al llegar a casa
• Después del lavado nasal o sonarse,
• Después de estornudar o toser sobre las manos.
• Antes y después de estar con una persona enferma.
• Después de jugar con juguetes que se han compartido con otros niños.

También previene otras enfermedades no respiratorias si nos lavamos:
• Antes de preparar y dar los alimentos (incluye amamantar).
• Después de tocar alimentos crudos
• Después de ir al baño o después de cambiar el pañal,
• Antes de ponerse o quitarse las lentes de contacto.
• Después de tocar dinero.
• Después de jugar o tocar a una mascota
• Después de tener contacto con sus desperdicios de la mascota u otro animal.

Conviene utilizar caricaturas para colorear sobre el lavado de manos, ver videos y canciones alusivas al lavado de manos, para motivar a los niños a realizarlo, siempre dando ejemplo.

El aseo de las manos debe ser con agua y jabón, por lo menos durante 20 segundos, frotándolas, y limpiando el área bajo las uñas, y enjuagar con abundante agua por 10 segundo, y secarse con toalla limpia. Se puede usar alcohol glicerinado si las manos están visiblemente limpias, nunca si están sucias: en este caso, requieren agua y jabón.

Servicios

Estimulacion de 3 a 4 meses
 

siganos