Pediatriando

Comparte Esto

Es una enfermedad respiratoria contagiosa provocada por el grupo de virus Influenza (tipo A: H1N1, H3N2; tipo B) es diferente del resfriado pues el comienzo es abrupto ("de un momento a otro se enferma"), se eleva la temperatura, presenta escalofríos, tos, dolor de garganta, mucho moco en la nariz, cansancio, dolor de cuerpo, piernas y brazos. En algunos niños también les puede dar síntomas gastrointestinales (vomito y/o diarrea).

Durante el proceso de la enfermedad pueden ocurrir complicaciones que pueden ser variables, desde algo leve con recuperación completa, en relativamente corto tiempo, como una otitis; hasta una enfermedad que potencialmente puede poner en riesgo la vida, como la neumonía.

Es importante tomar medidas de prevención entre la más importante, la vacunación anual. (Ver Vacuna de Influenza).

Durante los meses de pico respiratorio (por temporada de lluvias) es importante tomar medidas como lavado de manos (ver Lavado de Manos), uso de tapabocas, mantenerse a distancia de las personas enfermas, ingerir abundante líquido, ¡continuar la lactancia materna! mantener limpios y aireados los ambientes de la casa y de los lugares donde estén los niños, así como sus juguetes y demás objetos en contacto con ellos.

¿Has oído hablar del pico respiratorio? Por la localización geográfica de nuestro país y la distribución de las cordilleras y llanuras, entre los meses de marzo y junio, que coincide con la gran temporada invernal, se hace presente la infección respiratoria que afecta a todos los grupos de edad.

Su manifestación en la mayoría de los casos es como una gripa de variada intensidad, pero en los extremos de la vida (Niños menores de 3 años y adultos mayores de 65 años) puede llegar a convertirse en un proceso respiratorio altamente peligroso. En los niños se conoce como Bronquiolitis y la trasmisión de persona a persona es extremadamente fácil.

Por lo general inicia como un cuadro gripal, con moquitos, tos, algo de fiebre, decaimiento y pérdida del apetito, que en la mayoría de los casos suele pasar espontáneamente, Sin embargo, hay un grupo de niños que no evoluciona bien, progresando su enfermedad a formas más delicadas y que requieren de una atención más compleja y ante todo oportuna. En estos niños además de los síntomas que se describieron anteriormente, se evidencia respiración rápida y fatigosa, esfuerzo respiratorio aumentado, retracciones de los músculos entre las costillas con hundimiento de la parte baja del cuello y movimientos rápidos del estómago del bebe. En estadios avanzado puede acompañarse de pujo y quejido constante y la apariencia de un niño francamente enfermo.

Siendo una enfermedad de naturaleza infecciosa pero viral, no existe tratamiento conocido que destruya al virus, por lo que su curso se vuelve un tanto incierto y peligroso. Es por esto que es tan importante una consulta temprana ante cualquier señal de alerta para evitar complicaciones mayores.

El tratamiento en lo general conlleva los cuidados de casa en un ambiente tranquilo, con una buena higiene de las fosas nasales, manteniendo al niño hidratado y suministrando acetaminofén en caso de fiebre o malestar. No se ha demostrado que los broncodilatadores, los jarabes para la tos, las nebulizaciones o los antibióticos tengan alguna utilidad y por el contrario pueden complicar las cosas

Si el niño presenta dificultad respiratoria debe ser trasladado de inmediato al servicio de urgencias para la evaluación y manejo, que en algunas oportunidades implica su hospitalización para la administración de oxígeno y medidas de soporte que permitan asegurar un correcto funcionamiento respiratorio.

Por lo tanto, papas, en los niños menores de 3 años debemos estar muy atentos a la detección de cualquier señal de alarma que nos deba avisar del estado delicado de nuestro bebe para su pronto traslado al servicio de Urgencias.

Recuerda cuando un niño nace antes de haberse completado la semana 37 de gestación se considera PREMATURO, en comparación con los nacidos a término tienen mayor riesgo de desarrollar complicaciones, principalmente a nivel de su sistema respiratorio, ya que los pulmones son los últimos órganos en desarrollarse cuando el bebé está creciendo en el útero, por lo tanto estos niños pueden presentar patologías respiratorias desde el nacimiento que pueden complicarse con infecciones respiratorias graves.

Como padres debemos CONCIENZARNOS del riesgo que representan las infecciones en este grupo poblacional, todas nuestras acciones deben estar encaminadas a la PREVENCIÓN, la medida profiláctica más importante es la LACTANCIA MATERNA EXCLUSIVA y CON AMOR, además debes cumplir con el esquema de vacunación, PROMOVER el lavado de manos, NO exponerlo al humo del tabaco, ni a entornos contagiosos (guarderías, grandes almacenes, salas de espera, habitaciones compartidas) ni a personas enfermas, evitar las visitas y promover el uso de tapabocas en los cuidadores.

La temible tos, es un síntoma que acompaña a las infección respiratorias y consiste en una espiración brusca que libera secreciones y partículas extrañas para proteger las vías respiratorias, en la mayoría de los casos suele auto limitarse en una o dos semanas y NO REQUIERE NINGUN MEDICAMENTO, el uso de jarabes antitusivos, mucolíticos o antihistamínicos NO HA DEMOSTRADO NINGUNA EFICACIA, y por el contrario pueden llegar a empeorar la tos o causar efectos adversos graves en los niños, por lo que NO deben ser empleados.

Sí tu hijo esta resfriado, es muy importante que lo mantengas hidratado y que realices higiene nasal a necesidad, cuando hay más agua en el cuerpo la mucosidad se diluye lo que hace más fácil toser y limpiar la nariz.

La laringitis Aguda o Crup es una enfermedad respiratoria que se caracteriza por ser la causa más frecuente de obstrucción aguda de la vía aérea superior en los niños.
1. Es una enfermedad viral, entre los agentes causales tenemos: Parainfluenzae tipo 1, 2 y 3, virus sincitial respiratorio, adenovirus y coronavirus humano entre otros.
2. Afecta principalmente a los niños entre 6 meses y 3 años, es más común en el sexo masculino.
3. La infección respiratoria se transmite de persona a persona o por contacto con secreciones de mocos infectados
4. Existen factores de riesgo que influyen para que los niños se enfermen como: los niños cuyos padres tenían el antecedente de crup, la exposición al humo del cigarrillo y el invierno.
5. Como identificar la enfermedad: los niños van a presentar secreción nasal, tos leve puede acompañarse si o no de fiebre, progresa a DISFONIA, TOS (como ladrido de perro) Y el ESTRIDOR RESPIRATORIO o SONIDO RESPIRATORIO RUDO puede o no acompañarse de dificultad respiratoria se desarrolla en el contexto de un cuadro catarral.
6. papitos existe también el Crup espasmódico que lo van identificar porque siempre ocurre en la noche es de inicio súbito y la mejoría igualmente generalmente no se acompaña de fiebre puede repetirse durante dos o cuatro noches sucesivas.
7. La aspiración de cuerpo extraño o la ingestión de cáusticos o inhalación de tóxicos pueden producir un cuadro similar a esta infección respiratoria que se debe pensar en niños que no responde al manejo o con evolución inadecuada.
8. No olvides consultar al pediatra si presenta estos síntomas.

Servicios

Estimulacion de 3 a 4 meses
 

siganos